Una ballena jorobada que estuvo encallada en la localidad bonaerense de Mar del Tuyú fue finalmente liberada por unos 30 rescatistas vinculados a la Fundación Mundo Marino, el Municipio del Partido de la Costa, Prefectura Naval, Defensa Civil, Guardavidas, Boy Scouts y vecinos la comunidad de Mar del Tuyú.


Luego de varios intentos fallidos y un arduo trabajo durante el último fin de semana, una ballena jorobada que estuvo encallada en las playas de la localidad bonaerense de Mar del Tuyú fue finalmente liberada por los rescatistas.

La tarea para devolver al mar al cetáceo, que pesa unas siete toneladas, fue llevada a cabo por una treintena de personas vinculadas a la Fundación Mundo Marino, del Municipio del Partido de la Costa, Prefectura Naval, Defensa Civil, Guardavidas, Boy Scouts y de la comunidad de Mar del Tuyú.

 

Personal de Prefectura Naval, de la Fundacion Mundo Marino, Defensa Civil, Guardavidas y Boy Scouts intentan devolver al mar a una ballena encallada en las playas de Mar de Tuyú (Archivo NA. Gentileza Julian Buda)

 

Cuando se apagaban las esperanzas de poder salvarla; el equipo de trabajo, con una gigante pala mecánica, levantó a la ballena, mientras un barco traccionaba al animal que estaba enganchado con arneses, para que vuelva hacia el mar a la zona de flotación.

“Los cetáceos suelen salir a la costa a morir, pero está la mínima oportunidad de que no sea así y los equipos buscan brindarle una segunda oportunidad. Está cansada la ballena, no está preparada para estar en suelos sólidos”, precisó Vanesa Parziale, de la Fundación Mundo Marino, en declaraciones televisivas.

Durante toda la tarea, los rescatistas trabajaron con barbijo, ya que afirmaron que el animal estaba “enfermo”.

 

Una treintena de rescatistas realizaron una ardua tarea para devolver al cetáceo de siete toneladas nuevamente al mar (Archivo NA.Gentileza Julian Buda)

 

En ese sentido, la bióloga Karina Alvarez, encargada del departamento de Conservación de la Fundación Mundo Marino, dio detalles de lo que fue el salvataje.

“Cuando llegamos la marea estaba pleamar, hicimos el procedimiento de varamiento con Defensa Civil y Prefectura.Tratamos de sacarla al mar, pero empezó la bajante y nos quedamos”, sostuvo Álvarez.

“Hicimos traer al municipio una retroexcavadora y de a poco logramos que el animal quedara perpendicular al mar, para que encontrara su ruta”. aseguró la especialista.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: