Cumbre peronista de Solá, Moyano y el kirchnerismo derivó en un duro planteo a Macri: le reclamaron la “emergencia alimentaria y sanitaria”

Un encuentro convocado por el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, para analizar “la crisis” en la Provincia y en los municipios, derivó en un duro planteo a Macri. En Merlo, los asistentes firmaron un documento reclamando la “emergencia alimentaria y sanitaria” y reducción de tarifas

 

Un encuentro convocado por el presidente del PJ bonaerense y jefe comunal de Merlo, Gustavo Menendez, para analizar “la crisis” en la provincia de Buenos Aires y en los municipios por la suba de la cotización del dólar, derivó en un duro planteo a Macri.

Los asistentes, se reunieron a puertas cerradas y elaboraron un documento en el que piden, al Gobierno Nacional, que declare la “emergencia alimentaria y sanitaria” con el fin de “asegurar el acceso a los alimentos, los medicamentos e insumos hospitalarios de primera necesidad”.

En el encuentro que se realizó en Merlo, los dirigentes señalaron que intentan hacer un “aporte” frente a la “crisis provocada por el duro golpe que el mercado financiero le está propinando al Gobierno” y que podría generar “hiperinflación y desabastecimiento”.

Entre los asistentes a la cumbre peronista, se lo pudo ver al diputado y precandidato presidencial Felipe Solá; al diputado nacional matancero, Fernando Espinoza; al líder gremial de los camioneros, Hugo Moyano; a los sindicalistas Ricardo Pignanelli (SMATA), Omar Plaini (Canillitas) y al diputado nacional Abel Furlan (de UOM Campana).

También estuvieron las jefas de bloque de Senadores y Diputados de Unidad Ciudadana, Teresa García y Florencia Saintout, para consensuar un discurso unificado en el parlamento bonaerense; y, además de Menéndez, el intendente de Esteban Echeverría y vicepresidente del PJ bonaerense, Fernando Gray; de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de Escobar, Ariel Sujarchuk; de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; y de Navarro, Santiago Maggiotti.

La idea fue dar cuenta de la necesidad de poner “en marcha una red nacional de solidaridad, garantizando la participación de todos los niveles de Gobierno e incluyendo a todos actores de la comunidad como iglesias, sindicatos, clubes de barrio y organizaciones de la comunidad, entre otros”, expresaron los presentes.

Además, pidieron “retrotraer las tarifas de los servicios públicos al 1 de diciembre de 2017 de acuerdo con la ley 27.743 sancionada por el Congreso Nacional y vetada por el señor presidente Mauricio Macri”.

En este sentido, indicaron que “en caso de ser estrictamente necesaria una actualización, la misma debería realizarse según el índice de variación salarial” y que se debe propiciar una “desdolarización de los precios de los combustibles”.

Mas adelante, se solicita declarar la “emergencia laboral” y crear “un régimen especial tarifario para pequeñas y medianas empresas, cooperativas y pequeños comercios, fundamentalmente para asegurar la actividad y el empleo”, así como “reflotar la Ley Antidespidos” aprobada por la oposición en 2016 y vetada por el Gobierno.

En ese tono, “que se respeten las garantías constitucionales del debido proceso, reclamando la vigencia plena del Estado de Derecho”.

Finalmente, el documento reclama la “restitución del Fondo Federal Solidario”, conocido como Fondo Sojero, critica medidas adoptadas por el Gobierno y  pide “frenar el desfinanciamiento de la educación pública y garantizar el funcionamiento de los establecimientos educativos en toda la provincia de Buenos Aires”.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: