En la Plata: Vidal recorrió una obra hidráulica junto al intendente Garro y recibió a oficial de policía que amantó a un bebé en el Hospital de Niños

La gobernadora bonaerense junto al intendente Julio Garro, recorrieron los trabajos hidráulicos en el Derivador de calle 143. Posteriormente, recibió en su despacho a Celeste Ayala, oficial de la policía bonaerense que amamantó a un bebé, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, “para calmarlo”.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recorrió junto al intendente municipal de La Plata, Julio Garro, la finalización de los trabajos hidráulicos del Derivador de Calle 143; y, posteriormente, recibió en su despacho, a Celeste Ayala, la oficial de polícía de la localidad de Berisso que mientras cumplía un servicio adicional en el Hospital de Niños, amamantó a un bebé “para calmarlo”.

Vidal y Garro, recorrieron en el barrio de Los Hornos, la finalización de un derivador que mejorará la desembocadura de los desagües de la zona, ante las posibles crecidas, y evitará el ingreso de agua de lluvia al casco urbano.

La obra concluyó días atrás y fue ejecutada en nueve etapas por el Ministerio de Infraestructura bonaerense. El Derivador de la calle 143, es una obra hidráulica complementaria a la del ensanche y canalización del arroyo El Gato, que comprende la construcción de un derivador de hormigón para captar las aguas del arroyo Pérez y hacerlas fluir, hasta su desembocadura en la cuenca de El Gato, hacia el Río de La Plata.

“La Plata se ha quedado atrás en materia de infraestructura” dijo Garro y remarcó que al asumir su gestión, estas obras “estaban a un 30% de ejecución”.

Más adelante, señaló que junto a Vidal “avanzamos con toda la obra de la cuenca y podemos decir que estamos cada vez más cerca de verla terminada”.

 

Tras visitar, junto al intendente platense, a Raúl Ramírez, vecino y comerciante de calle 143 y 47; la mandataria recibió, en Casa de Gobierno, a Celeste Ayala, la oficial de Policía que amamantó a un bebé en el Hospital de Niños de La Plata.
“Hoy recibí a Celeste Ayala, la policía que hace unos días escuchó el llanto de un bebé en el Hospital de Niños Sor María Ludovica y no dudo en amamantarlo para calmarlo”, publicó Vidal en su cuenta de twitter y agregó: “Como ella, hay muchos policías que tienen vocación de servicio y ayudan cuando el otro más lo necesita”.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

María Eugenia Vidal

@mariuvidal

Hoy recibí a Celeste Ayala, la policía que hace unos días escuchó el llanto de un bebé en el Hospital de Niños Sor María Ludovica y no dudo en amamantarlo para calmarlo. Como ella, hay muchos policías que tienen vocación de servicio y ayudan cuando el otro más lo necesita.

 

La oficial, es oriunda de la localidad de Berisso y se desempeña en el comando de patrullas, pero en esta oportunidad estaba cumpliendo un servicio adicional en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, de la ciudad de La Plata.

Al notar que un bebé no paraba de llorar, Ayala le dijo a los médicos que su instinto materno -es mamá de dos nenas- le indicaba que el pequeño tenía hambre, y pidió permiso para darle el pecho “para calmarlo”.

La imagen de Celeste Ayala, sentada en un pasillo con su uniforme de policía bonaerense, amamantando a un bebé fue subida por un compañero a las redes sociales y se viralizó de inmediato cosechando múltiples mensajes de elogio.

COMPARTI

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: